Detallazo de la Guardia Civil al personal del autobús de sangre de la Cruz Roja

Confinamiento, estado de alarma, nerviosismo, sentimientos a flor de piel. 
Cada día a las 20h, si las circunstancias lo permiten, intentamos salir del bus a acompañar aplaudiendo y agradecer a los vecinos que salen a sus balcones, como parte ya de su rutina diaria.

Mis aplausos, siempre han estado dirigidos a todos mis compañeros y amigos que se están dejando la piel en primera línea del campo de batalla. 
De hecho me emociona cuando un donante me da las gracias por la labor que realizo porque en realidad no estoy haciendo nada diferente a lo que es mi trabajo diario, y tengo que tragarme el nudo que se me hace para poder seguir hablando con él.

Ayer fuimos de colecta al Ayuntamiento de mi localidad, Las Rozas. 
Cuando dieron las 20h, los vecinos fieles a su cita dedicaron su sentido homenaje.

Pocos minutos después un montón de coches patrulla de la Guardia Civil comenzaron a entrar por la calle en procesión, con sus luces y atronadoras sirenas encendidas, hasta que el ruido se perdió en la lejanía. 
Dentro del bus, comentamos con los donantes que en ese momento había, la iniciativa tan bonita que era, ya que seguramente muchos niños disfrutaban ese momento.

Y cuál fue nuestra sorpresa cuando al rato volvimos a oír las sirenas entrando otra vez por la cuesta…  

Para nuestro asombro, los coches se detuvieron frente a nuestro bus, el ruido era ensordecedor, el espectáculo de luz era increíble, la gente aplaudía desde los balcones y dentro del bus, las tres donantes que había se emocionaban como yo.

Mis compañeros bajaron y los agentes hicieron entrega de varios ramos de rosas agradeciéndonos la labor realizada. 
Cuando mi compañera Pilar subió con mi ramo y me lo hizo entrega fue cuando, realmente fui consciente de que aún en la trinchera hacemos una gran labor, estamos expuestos al enemigo, pero ésta guerra la vamos a ganar!!!!!! 

Lorena Puente Blanco, enfermera del autobús de sangre de la Cruz Roja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *