Un mes más…

Hace un mes que no pasaba por aquí. La ver5dad es que en estas fechas el tiempo pasa rápido, empiezan las vacaciones, los clientes se relajan y al bajar la actividad sube el ocio, razón por la cual el tiempo se contrae y da menos de sí.

El tedio es la máquina del tiempo perfecta. Cualquier cosa aburrida hace que cada segundo dure minutos, mirar el reloj tres veces en un minuto es desesperante.

En cambio, no hay nada como estar entretenido para que llegue la hora de dormir y no hayas sentido pasar ni una hora desde el desayuno. 

El sábado pasado con amigos, se fue el día en minutos, no hay justicia para el que inventó los horarios. 

Pero aquií dseguimos, esperando ya a que mañana sea 1 de septiembre y suene el teléfono a las 9 en punto porque hay alguien que no sabe cómo se cambian las pilas a un ratón. Y esa mañana será eterna, al menos durará tres o cuatro meses.

Pero es lo que hay. Si no hubiera malo, no sabríamos distinguir lo bueno de lo bueno, y la verdad, es que se agradece saber la diferencia.

De momento sin rastro de un premio de euromillones…

Seguiremos intentándolo.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *