Qué asco

No es que sea una locura, pero batiendo casi la totalidad de los récords que recuerde, ya voy por el segundo post en el blog…. y ahora en español, ya es el segundo escrito en esta página. Que al final nos cambian el idioma, y a ver quién es el listo que sabe decir cabronazo en inglés, palabro muy necesario por otra parte.

Hoy escribo porque estoy hasta las narices de las migrañas. Las he tiendo intermitentemente casi toda mi vida, pero llevo un mes que cada dos o tres días me da una y estoy un poco harto.

La verdad es que, por lo que he leido, tengo la «inmensa suerte» de ser migrañas oculares, es decir, al principio ves como unos cristalitos  brillantes con un ojo, al menos yo, suele ser con uno sólo, y si salgo corriendo y me inflo a ibuprofeno no llega a reventarme la cabeza, aunque me quede todo el día con una sensación de dolor dormido que no se pasa en varias horas, muchas horas, un asco.

La verdad es que tal y como están las cosas casi quejarse de esto parece una tontería, pero es que a mi me molesta, y este es mi blog. Estos comentarios me recuerdan  siempre al chiste:

  • Vaya día llevamos ¿eh?, a ti se te muere el padre, a mi se me pierde el boli.

Un asco, lo dicho. A cada cual le duele lo que le duele a cada cual. Y a mi me duele la cabeza, así que lo dejo. 

Puede que haya tercer post, o puede que no. Ya veremos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *